¿Cómo evaluar un Buen Diseño Web?

Cuando hablamos de diseño web, hablamos de un sinfín de posibilidades, de múltiples opciones para lograr un objetivo y del toque personal ligado al gusto del diseñador. Pero más allá de eso existen directrices que nos permiten evaluar de una forma correcta lo que es un “Buen Diseño Web”.

Estas directrices deben ser tomadas en cuenta tanto por el diseñador en su proceso creativo como por el cliente al momento de dar el visto bueno a un site y son las siguientes:

  1. Diseño limpio y claro: se ha demostrado que menos es más, por lo tanto se logra mayor impacto en el usuario con diseños limpios y depurados que captan mejor la atención y atraen más usuarios.

  1. Navegación sencilla: este aspecto parece obvio pero muchos sitios lo ignoran, es vital poder navegar por el site de una manera sencilla e intuitiva, con un entendimiento lógico y claro de las secciones que se visitan. Un buen diseño debe facilitar la navegación.

  1. Identidad corporativa: un website es la cara visible de una empresa en internet y debe reflejar la identidad de la misma en el diseño, esto se logra asociando aspectos como el color, la tipografía, las imágenes entre otros a la estética de la página.

  1. Contenido corporativo:  un buen diseño web debe suministrar la información de carácter corporativo que pueda ser de interés para el usuario, respondiendo a preguntas básicas como: ¿Quiénes Sómos?, ¿A qué nos dedicamos?, ¿Qué Ofrecemos?.

  1. Contacto: Toda página web debe establecer mecanismos de contacto dentro del site para la interacción y feedback con el usuario, tales como: sección de contactos (que incluya dirección, teléfonos, correos), redes sociales y formulario de contacto. También es útil incluir un mapa.

  1. Buena comunicación visual: vale decir que la forma es tan importante como la función; el aspecto visual tiene tanta relevancia como el contenido. Por lo tanto debe haber una correcta ubicación de los elementos (diagramación), una buena visibilidad según su importancia (jerarquía) y una óptima calidad según su tamaño (resolución). Por otro lado las imágenes y fotografías deben hablar por sí solas, ser atractivas y generar impacto.

  1. Contenido relevante: El contenido es el alma del sitio, los usuarios se quedaran si este es bueno y cubre sus espectativas. Debe ser bien pensado, sintetizado y organizado aparte de presentarse con un lenguaje claro, directo y preciso. El contenido se jerarquiza en base a su relevancia y se organiza según el tipo de información.

  1. Redes sociales: aunque se incluyen como una forma más de contacto, hoy son indispensables colocarlos en toda web, ya que de esta manera conseguimos redireccionar las visitas que entran por la página hacia nuestras redes sociales de manera de aumentar seguidores y establecer así formas alternativas de contacto donde el feedback es mucho más directo e inmediato.

  1. Diseño adaptable: actualmente más de la mitad de la población accede a la web por medio de dispositivos móviles bien sean smartphones o tablets, por lo cual se hace obligatorio que todas las páginas web sean “responsive” o adaptables. Esto facilitará la visualización de nuestra página en diferentes formatos, adaptándose el contenido y diseño web a cada pantalla según el dispositivo.

  2. Posicionamiento SEO: un buen diseño web debe complementarse con una óptima estrategia de posicionamiento con el fin de mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados de los diferentes buscadores. Existen algunas estrategias que ayudan como tener un “blog” dentro de nuestro sitio y el uso del lenguaje HTML5 con sus etiquetas que reconocen los buscadores.

 

@hernanroots

 

 

Comentarios

comentarios