No es Robotina, no es R2D2, es JIBO

Así es, el futuro que veíamos tan lejano llegó, su nombre es Jibo y una de sus creadoras, la prof. Cynthia Breazeal, lo define como el «primer robot familiar del mundo».

Es un robot de escritorio, no un juguete, pero es capaz de leerle cuentos a los niños como si lo hiciera papá. El tono de voz, el humor y simpatía te hacen sentir que tienes un pequeño amigo llamado Jibo.

Jibo

Jibo mide aproximadamente 28 cm de altura con una base de 15 cm. Pesa unos 2.7kg y esta hecho de aluminio y plástico.

jibo

La «cara» de Jibo se compone de una pantalla táctil de 5,7 pulgadas de 1920×1080. Con esta pantalla, Jibo puede expresarse con gestos y palabras; la pantalla es tanto el rostro como el monitor de tus video-llamadas y pantalla multimedia.

Jibo face

Posee un par de cámaras, altavoces estéreo y un micrófono. Su cuerpo se divide en tres secciones, las cuales son accionadas por dos servomotores que le proporcionan un movimiento libre de 360º. A Jibo se le ha programado para que pueda interactuar contigo, le puedes dar, por ejemplo, palmaditas en la cabeza, o rascarle la “barriguita”.

Jibo

Jibo puede reconocer y realizar un seguimiento de los rostros de los miembros de la familia, mirándote desde cualquier punto de tu habitación o sala, Jibo toma la iniciativa de ayudarte, reconociendo lo que estás haciendo y sugerirte algún consejo. Por ejemplo, si estás cocinando, te puede sugerir tiempos de cocción, o algún “truco” de cocina. Pero mejor no sigo contándoles y lo ven ustedes mismos.

Jibo en la cocina

@cathdog

www.myjibo.com

Comentarios

comentarios