La estúpida desconfianza en lo digital

Las personas temen invertir en digital. Eso es una realidad de aquí a… bueno, China no es el mejor ejemplo. Pero digamos que en muchos países latinos les da pánico invertir en eso del internet. Principalmente no porque no crean en el poder de impacto o influencia que puede tener sino porque no saben si de verdad tener follow o likes les traerá más dinero. Así de simple.

La TV habla de raiting. Sabemos que muchos podemos tenerla prendida y mirarla de reojo o simplemente no mirarla, que el papel de revistas es imposible que te de un feedback de cuantas personas vieron tu publicidad y la radio jamás te dirá quienes en promedio tienen el volumen bajo y quien no te está prestando atención. En cambio internet puede arrojarte datos de todo esto.

Estamos hablando de que la mayoría de las personas no sueltan sus teléfonos mientras comen, lo revisan al levantarse, antes de acostarse, después del sexo y antes que el cigarro. Internet está más presente que nunca en nuestros días. Dios nos libre de que no hayan Datos Móviles en un lugar público y que la Virgen abra los corazones de quienes tengan el Wifi cerrado. Y cuando por fin quieren una web, App o campaña de marketing, se conforman con las opciones más aceptables en vez de las más impactantes.

Pero el problema ya no es solo de esos clientes lleno de pánico por ese mundo intangible de conocimiento e información, sino que incluso las mismas agencias creen que la mejor forma de persuadir al cliente será siempre con: «Invierte poco y esperemos llegar a muchos». Y con ese cuento, plantean “estrategias virales” con el único fin de agrupar views, likes, follow , RTs y demás jalabolismos 2.0 perfecto para los amigos pero no precisamente para los productos y servicios. Las hechos más virales en la web han venido desde el absurdo, el amarillismo y el sexo. Y es este último el que mejor provecho le saca y el que más dinero hace.

Yo creo que el objetivo debe ser siempre cómo logras que quien te vea, te compre y se quiera volver fanático religioso compulsivo de tu marca. Que quiera pasar su tarjeta de crédito cuanto antes para tener eso con lo que estás impactando.

Las agencias de publicidad o emprendedores esperan que les aprueben presupuestos para poder probar alguna estrategia creativa. Yo les propongo que hagan, inventen y creen sus estrategias como puedan y después de probar su efectividad motiven al cliente a que haga dinero con eso sumándose. Nosotros queríamos demostrar nuestra capacidad de conectar con las personas sin hacerles gastar un centavo y que además los medios de comunicación se murieran por publicar. (Ahí está la oscura realidad detrás de @AdoptaUnLibro). Puede que no hagamos dinero con ella, pero nos ha traido many many clients from others countries. Cuando demuestres la efectividad de cómo haces dinero con tu creatividad en internet, tendrás entonces la mejor tarjeta de presentación para que todos te compren.

@Dleirando

Comentarios

comentarios