10 errores que puedes cometer en la firma del e-mail

Millones de correos electrónicos son enviados al día y muchos de ellos están acompañados de firmas que pueden ser personales o corporativas. Es súper importante que cada e-mail que envíes contenga una firma que te identifique, con el propósito de que los receptores puedan saber quién les está escribiendo y a quién responden. Sin embargo, muchas veces las firmas tienen ciertos errores que pueden restarle seriedad a tu correo.

email1

 

Estos son los 10 errores que puedes cometer en la firma del e-mail:

  1. Colocar tu dirección de correo electrónico. Es innecesario porque el receptor puede ver cuál es tu e-mail al abrir el correo que le has enviado.
  2. Ofrecer una lista de ¡todas tus redes sociales! Incluye solo las más importantes, dos preferiblemente.
  3. Usar imágenes pesadas. Evita esto porque la velocidad de carga disminuye y las otras personas nunca verán tu firma si no carga.
  4. Adjuntar una imagen. Para efectos de la firma, cualquier imagen o gráfica debe incluirse en el diseño y no de forma adjunta.
  5. No incluir el número telefónico. Este es un gran error porque estás limitando las opciones de contacto y podrías perder muchas oportunidades.
  6. Olvidar el prefijo telefónico. ¡Recuerda colocarlo! Sobre todo si te comunicas con personas en el ámbito internacional. Precede al código de área: +58 (0412) xxx xx xx.
  7. Colocar frases de reflexión o inspiración. Es cursi y resta seriedad a la firma.
  8. Insertar el link completo a tu website o redes sociales. Acórtalo y resúmelo en una sola palabra. Ejemplo: Twitter en lugar de Twitter: https://twitter.com/Marlismejias.
  9. Incluir todos los servicios que ofreces ¡gran error! Usa uno general o en su defecto el cargo que ocupas
  10. No probar tu firma en diferentes plataformas como Gmail, Yahoo, Outlook, entre otros.

Si ya tienes diseñada tu firma es hora de que le eches un ojo para ver si presenta alguno de estos errores, y si no tienes, toma en cuenta este post cuando vayas a crearla.

Por Marlis Mejías

Comentarios

comentarios